Reflexión mensual del Moderadora de la Reverenda Obispa Cecilia Eggleston, Moderadora de ICM

posted in: Moderator | 0
La Reverenda Obispa Cecilia Eggleston recibe la bendición del Fundador de ICM, el Reverendo Troy Perry
La Reverenda Obispa Cecilia Eggleston recibe la bendición del Fundador de ICM, el Reverendo Troy Perry (primera fila, centro) y los asistentes a la celebración del 51 aniversario de ICM.
La ICM de Washington DC fue la anfitriona del evento. El reverendo Perry también presentó algunos artículos personales al Museo Smithsonian durante el servicio. (foto de dbking)

 

Reflexión de la Moderadora

Revda. Obispa Cecilia Eggleston, Moderadora, Iglesias de la Comunidad Metropolitana

 

Octubre ha sido un mes peculiar. Fue un verdadero placer asistir a la reunión de la red CUSEN en Dayton, Ohio, EE. UU., a principios de mes. (CUSEN son las siglas de Central United States East Network ó Red Oriente del Centro de Estados Unidos). ICM Eternal Joy organizó el evento, con comida increíble (incluido un desayuno tradicional inglés), excelentes talleres y una adoración maravillosa.

Lo que era importante para mí, después de toda la emoción y la grandeza de la Conferencia General, era conectarme una vez más con quienes somos como ICM – en la base, en la comunidad, todos los días, por lo que yo misma pagué este viaje. Fue muy inspirador y conmovedor escuchar las historias de personas en la red mientras compartían sus alegrías, sus desafíos y sus esperanzas. Las personas ordinarias están transformando sus propias vidas y las vidas de quienes les rodean, de manera extraordinaria, con el poder del Espíritu Santo.

Desde Dayton, Orgena y yo volamos a Washington, DC, para ser testigos y parte de una ocasión verdaderamente histórica. En un servicio de adoración muy inspirador el domingo por la mañana en ICM DC, me sentí honrada de leer la Declaración del Alcalde de Washington al Reverendo Troy Perry, reconociendo su vida y ministerio, y su contribución a los derechos LGBT en todo el mundo. Varios de nosotros acompañamos al Reverendo Perry y su esposo, Phillip DeBlieck, a la Institución Smithsonian, mientras presentaba algunos artículos para ser incluidos en el Museo Nacional de Historia Americana. La copia del Reverendo Perry del Libro de Oración Común, con páginas bien redactadas y notas escritas a mano, su libro de sermones y muchos otros artículos de la historia de ICM ahora serán apreciados y preservados, con tanto cuidado y reverencia como las posesiones pertenecientes a Abraham Lincoln.

El curador responsable de aceptar los artículos de ICM había seleccionado una pequeña muestra de artículos para que los pudiéramos admirar. Al ponerse guantes de algodón blanco para que los objetos no se dañen con su tacto, explicó el origen de cada artículo y su importancia para ser incluido en la colección del museo. Para mí, el momento más conmovedor fue cuando nos mostró un par de sandalias de cuero, todavía con tierra arraigada en las suelas. Estos pertenecían a Matthew Shepard, el adolescente gay que fue secuestrado, atado a una cerca, golpeado brutalmente y dejado morir. El ataque tuvo lugar el 6 de octubre de 1998, y Matthew murió de sus heridas unos días después, una vida robada por la despiadada violencia homofóbica. El ministerio de ICM seguirá siendo necesario mientras haya sandalias vacías como estas.

Luego, durante el almuerzo, Phillip compartió fotos que había tomado de Troy en el monumento conmemorativo de Martin Luther King Jr. En una foto, Troy se pone de pie con la cabeza inclinada en oración, dando gracias por la vida del Dr. King. Dos hombres, cada uno comprometido con la justicia, con la liberación para todos, comenzando desde el punto de su propia experiencia de vida y expandiendo su visión para incluir a otros. Troy compartió algunas de sus propias observaciones sobre el racismo, el crecimiento y también cuando sirvió en el ejército. Su pasión por la justicia no se limita a los derechos LGBT.

La semana pasada, recibí 84 notas escritas a mano que compartían algunas experiencias de quienes asistieron a la Conferencia de personas de ascendencia africana de ICM en 2017. A los participantes en la conferencia, a la que asistieron personas de ascendencia africana y europea, se les pidió compartir su experiencia y observación del racismo dentro de ICM. Estas 84 representan solo algunas de las historias que la gente compartió. Experiencias de mujeres negras siendo rebatidas por hombres blancos. Una mujer de color que explica por qué celebrar Kwanzaa es importante para ella y que una congregación blanca le dice “Eso no significa nada para mí y no pertenece a la iglesia”. (Kwanzaa es una celebración para honrar la herencia africana en afroamericanos. Un miembro de la junta blanca [de directores] declarando que no quieren un pastor negro cuando discuten el proceso de búsqueda pastoral. Solo dos mujeres afroamericanas en la congregación que se ven completamente distintas entre sí, y sin embargo, algunas personas todavía las confunden.

Estas historias forman parte de la historia y el presente de ICM, al igual que los artículos presentados al Smithsonian. Sin embargo, el racismo no tenía lugar en la visión que inspiró al reverendo Perry hace 51 años y ciertamente no tiene lugar en el futuro de ICM, más que la homofobia que mató a Matthew Shepard. Podemos hacer esto de manera diferente. En varias de las historias, las personas compartieron cómo aprendieron de las situaciones y declararon cómo estarían dispuestas a actuar de manera diferente si se enfrentaran nuevamente al racismo. Esa oportunidad está abierta para todos nosotros. La mayoría de nosotros podemos describir una situación en la que estuvimos en silencio cuando deberíamos haber defendido la justicia. Cuando observamos nuestra propia conducta y vemos cómo necesitamos crecer y cambiar, nos unimos con el Reverendo Perry y con el Dr. King para cambiar el mundo para bien.

Síguenos.

Traducción: Enrique Zenteno