Reflexión de la Moderadora – COVID-19

posted in: Health, MCC News, Moderator, Prayer | 0

Reflexión de la Moderadora

Rev. Elder Cecilia Eggleston, Moderator, Iglesias de la Comunidad Metropolitana
Rev. Elder Cecilia Eggleston Headshot
Rev. Elder Cecilia Eggleston

11 Marzo 2020

Las noticias sobre el Coronavirus, Covid-19, están en todas partes. Mientras el virus se mueve de un país a otro, los gobiernos y otras organizaciones están tomando decisiones en las acciones que tomarán después y cómo contener esta enfermedad. Los avisos acerca de no saludar de mano han incluso afectado a la realeza. El Príncipe Carlos, heredero al trono británico, Saluda a las personas con “Namaste”, las palmas juntas, en el servicio de la iglesia este domingo junto con su hijo, el Príncipe Enrique, “tocó su codo” con un invitado a la reunión.

Sabemos que la pobreza, la discriminación, la falta de acceso a los sistemas de salud juegan una parte importante en que la enfermedad florezca. El corona virus tendrá mayor impacto en países como Irán, donde la infraestructura de salud es pobre. En Brasil en este momento, hay un brote severo de dengue, enfermedad transmitida por mosquitos, con síntomas similares a la gripe. Puede llegar a complicarse seriamente y ser mortal. El Rev. Cristiano Valerio escribe:

De acuerdo a los datos del Ministerio de Salud, hasta el 1o. de febrero de 2020, fueron registrados en el país 94,149 casos de dengüe. Hasta esa fecha, 14 muertes han sido confirmadas, el grupo de personas mayores de 60 años concentra la mitad de las muertes confirmadas por dengüe. 

Algunas personas entre los miembros de ICM en Brasil han tenido la enfermedad, pero ninguna muerte que lamenter, el Pastor Célio, por ejempo, fue hospitalizado por unos días a casua del dengüe y ahora se esta recuperando en su casa.  

El hecho de que el virus corona se esté extendiendo a países más ricos y occidentales desde China lo hace más noticia que el enorme brote de dengue.

Se ha dicho que los virus no discriminan, pero la gente sí. Ya se han reportado ataques por motivos raciales contra personas de origen chino, ya que la gente busca a alguien a quien culpar, o utiliza el virus como excusa para actuar su odio y miedo a aquellos que son diferentes de ellos. La madre del príncipe Harry, Diana, fue fundamental para cambiar las actitudes públicas hacia las personas que son VIH+ o tienen SIDA en un momento en que había tanta desinformación y hostilidad. En 1987, estrechó la mano de un hombre con SIDA en una visita al hospital. Este fue un momento tan dramático en la historia de los afectados por el SIDA. En ICM, el VIH influyó en nuestra adoración, así como en cambiar radicalmente nuestra denominación. Empezamos a encender una vela contra el SIDA y cambiamos nuestra práctica en la forma en que compartíamos la comunión, usando la infusión, en lugar de compartir la copa, para asegurarnos de que aquellos que habían debilitado los sistemas inmunitarios tuvieran menos probabilidades de contraer otras infecciones. En una época de verdadera pérdida y dolor personal y organizacional, ICM estaba en el momento de su mayor crecimiento, según el reverendo Don Eastman. Crecimos porque nuestro más profundo llamado, a ofrecer amor inclusivo y trabajo por la justicia, respondió a la mayor necesidad del mundo.

La enfermedad es parte del paisaje humano. Jesús sanó a algunas personas, pero no limpió el mundo de la enfermedad. La enfermedad puede crear miedo, desconfianza e incluso codicia, a medida que las personas se acercan a sí mismas, en lugar de compartir los recursos que tienen. En este momento de gran incertidumbre, debemos ser sensatos y tomar los consejos apropiados para cuidar de nosotros mismos y de los demás. También es una oportunidad para nuevas formas de estar en comunidad y servir a aquellos que estarán aislados en este momento. Muchas de nuestras congregaciones ya transmiten sus servicios en vivo, algunas tienen estudio bíblico usando Facebook. Tal vez un nuevo ministerio podría nacer en este momento. También puede ser una oportunidad para mostrar solidaridad con una comunidad que está siendo estigmatizada, así como cuidar de aquellos que experimentarán dificultades económicas si no pueden trabajar. Esto puede incluir a algunos de nuestros pastores, que no recibirán un estipendio si los servicios de adoración se detienen por un tiempo o si la asistencia cae y las ofrendas están por debajo de la necesidad presupuestada.

A medida que continuamos manteniendo el mundo en oración, sabemos que Dios es más grande que cualquier virus. Sabemos que podemos ministrar y servir en cualquier circunstancia. Sabemos que estos días pasarán y la vida continuará. Amén

ORACIÓN, Rev. Elder Cecilia Eggleston

Dios de nuestros cuerpos,
Te llamamos en este momento de gran incertidumbre.
Queremos protegernos a nosotros mismos, a nuestras familias y a nuestras comunidades.
Tenemos acceso a tanta información, pero no siempre es fácil saber qué hacer para mejor.
Oramos por aquellos que están trabajando para aliviar el sufrimiento de todos los afectados por la enfermedad.
Oramos por aquellos en posiciones de poder y responsabilidad, para que actúen con sabiduría.
Oramos por los enfermos ahora, por los que conocemos y por los que están en otros lugares del mundo.
Nos comprometemos a continuar nuestra lucha por la justicia, para que todos puedan tener un buen acceso a las cosas que ayudan a la buena salud: agua limpia, saneamiento adecuado, una dieta saludable y un refugio seguro.
Dios de nuestros cuerpos,
Muéstranos cómo podríamos usar este tiempo de incertidumbre para llevar esperanza, amor y gozo a la vida de quienes nos rodean.
Amén


COVID – 19 Informe Pastoral

Este es un momento tanto para una respuesta pastoral como para una presencia pastoral proactiva. Los temores y la ansiedad están siendo impulsados por el gran volumen de atención de los medios de comunicación más la confusión creada por declaraciones contradictorias o nebulosas de portavoces gubernamentales, autoridades médicas (ciencia médica) y comentaristas de los medios de comunicación. En algunas partes del mundo, la gente está comprando suministros para autoaislarse durante un período de tiempo. Las tiendas se están quedando sin desinfectante de manos, desinfectante e incluso papel higiénico. La escasez de suministro se está sintiendo incluso en zonas sin casos conocidos de COVID-19. Esto indica el nivel de preocupación que se siente en la población general.

Pedimos a los Élderes Asignados que se comuniquen con los Pastores y a los Coordinadores de Redes y Líderes de Red para hacer lo mismo con los Delegados Laicos. Estamos juntos en comunidad.

Por favor, haga clic en el siguiente enlace para acceder a la Información Pastoral, Un Recurso para Iglesias. Contiene algunos factores a tener en cuenta al entablar una conversación y ministerio con los líderes y miembros de la iglesia.

COVID-19 – Pastoral Briefing – A Resource for Churches en inglés.
Planeamos conseguir esto en el sitio web para que pueda ser traducido.